¿Qué son las Villas de Paz?

 ¿Qué son las Villas de Paz?

Queremos provocar un cambio mundial que respete irrestrictamente la condición biológica evolucionada naturalmente del sexo entre los humanos que es su parte más reprimida y, porque el sexo es el motor de este Universo para llevar los estados de conciencia no iluminados a la vivencia de la plena iluminación y la Iluminación Divina, esto es Tantra Yoga

Lo que es la vivencia del concepto, este debe reunir las características del aspecto masculino de la vivencia y contenido en la descripción de un criterio que debe ser la fuerza del bien, que trae el bien para mí y para ti y a todos en todas partes siempre, sin connotaciones negativas o despreciativas. El género masculino sin embargo solo ópera desde su aspecto racional, y el creador de la vivencia se desenvuelve a través del Tantra sexual, del segundo chakra en Svadishtana, este no se activa solo desde el deseo de copular como pasa en el ego, sino que viene incendiado desde el Segundo nivel de Iluminación en Ajña.  Entonces la Serpiente Fuego de todos los vivientes se activarán para crear la Plena iluminación, esta no podemos lograr darnos cuenta de ella sin el aspecto femenino, de las emociones donde ninguna cantidad de racionalización sirve para algo. 

Las palabras son finitas, pueden describir, “la luna está ahí”, mientras que nunca te pueden dar la experiencia de la luna en su estado más vulnerable.

Desde la perspectiva mundana histórica en el ego, era necesario idear un concepto para crear un centro de meditación y convivencia de la comunidad, este concepto nos ayudara a recordar la guerra que libran todos los días los humanos que tratan de vivir adaptados al sistema cultural que hoy predomina, en Manipura, en la creación egocéntrica humana, que está caracterizada por ser naturalmente caótica debido a la proyección continua que crea la conciencia colectiva, enfocada en el pasado, futuro y distante, en 3 dimensiones con 5 sentidos. y llevarla a una transformación interior a partir del quinto estado de conciencia Vishuddha.

La idea de Villa de Paz nació en una novela de características racionales que alude a una casa donde vive una comunidad de hombres y mujeres libres que deciden coexistir todos en unión sexual libre, y albergar tener una familia donde todos los hombres adultos son padres de todos los críos, asi mismo como todas las mujeres adultas son madre de todos los críos en la comunidad, despersonalizando a los padres y madres de ser los únicos con autoridad sobre de un determinado crio.  Crear descendencia de un solo grupo partiendo de una sola pareja, causa apegos y aversiones en esos que procrean, con sus retoños y es ahí donde se forjan los apegos y las aversiones en los conceptos egocéntricos que forman la personalidad, que se crearon por las sociedades actuales colmadas de cultura que denominamos “cruel” y al mismo tiempo que nos separan de la divinidad, porque los humanos crueles sin darse cuenta crean circunstancias adversas debido al trato que recibieron al llegar a este mundo por entrar en la caótica realidad de la conciencia colectiva proyectada, y crean hábitos autodestructivos en nombre del Amor.

La cultura actual “cruel” ha convertido la sexualidad en un producto comercial más. Entre los dos géneros, resulta que, por azares de la evolución cultural, el género femenino de la especie ha tomado un rol muy especial y el género masculino de la especie debe adaptarse y aceptar ese rol si tiene interés de tener union con otra en el campo de lo creado. 

La Cultura actual crea que nuestra biología se vea “encajonada” en una cárcel existencial en la cual siempre se sentirán, las personas, alienadas por las creencias que abundan en el contradictorio ego, de cómo nos estamos creando limitaciones para querer controlar la naturaleza, hoy las mujeres muestran sus atributos sexuales en páginas como tik tok, facebook, y muchísimas otras páginas donde el sexo crudo sin corazón se muestra y tienen ganancias enormes mas allá de lo creíble, mientras que para transformar al humano debemos dejar atrás la cultura egocéntrica cruel y buscar otras vías de Unión, más asequibles a su biología y criterios espirituales y es aquí precisamente donde las Actitudes de Ascensión o los Mahavakyas, entran a jugar un papel importante en la convivencia entre las personas. Si estas se dan cuenta de que ya están iluminadas y que podemos vivir desde un estado de conciencia expandido, entonces el aspecto femenino se expandirá en emociones ascendentes, mientras que la masculinidad se fundirá con esas emociones en el concepto de que el Bien es lo único que es real, y nunca nada “está mal” y que en tejer del Tantra podemos lograr entrar en Fusión Cósmica, despertando la sexualidad con la Serpiente Fuego que amanece de la plena iluminación del individuo en Samadhi en su interior desde el Segundo Sol o Svadishtana y Samadhi es con todos esos con los que convive y aprende a darse cuenta de que todos los demás también estamos iluminados de una manera consciente, entonces Tantra juega un papel super importante en la convivencia del día con día, en el que la posesión de otro en exclusividad sale sobrando.

Realmente en la conceptualización egocéntrica de Manipura lo que hemos hecho se puede comparar con lo que hacemos en los zoológicos con las otras especies: las encerramos para observarlas en cautiverio. La única diferencia es que los humanos somos cautivos de nosotros mismos, cuando albergamos únicamente las conciencias egocéntricas para nuestra supervivencia, estos son: El cuerpo físico, La sexualidad y la Supervivencia.  Estos aspectos de nuestra vida se deben iluminar con los estados de conciencia ya iluminados en todos los seres vivos.  Desde el Corazón intensionamos la mente a esta fusión y desaparecen los géneros, o los adjetivos calificativos con el lesbianismo, el homosexualismo, pansexualismo, asexualismo, metrosexualismo o el tener una sola pareja que nadie puede tocar ni intimidar, porque en el actual criterio cruel, “el amor” solo es entre dos, que se determinan heterosexuales.  En Villa de Paz, no hay condición para la sexualidad porque esta es Sagrada en la vivencia de todos los seres vivos presentes iluminados quienes han aprendido a expandir su conciencia y reconocer que todos somos el UNO y amanecemos a Svadishtana con el amanecer de la Serpiente Fuego la cual en Tantra nos lleva a la Plena Iluminación Divina sin ego. 

El género masculino de la especie humana en el ego de la cultura cruel no tiene garantía alguna de que podrá disfrutar sin problemas su sexualidad porque ha perdido en esta era el norte de sus emociones y carece de la sensibilidad para conectar emocionalmente con los otros humanos, y para satisfacer sus instintos animales sin corazón, solo le quedan dos vias:

  1. Ir con una sexo servidora que por unos pocos centavos la sexualidad se ve abierta de par en par sin restricción alguna, que es mecánica y sin corazón.
  2. Encontrar una mujer que al menos por un tiempo se comprometa a vivir en pareja y bajo algún arreglo de supervivencia en conjunto, se vea beneficiada por un compañero que provea seguridad para su supervivencia y esa de sus crios, sean de él o no. 

El sexo es algo que solo es fluido al principio de la aceptación de la pareja, debido a que la conexión fue únicamente egocéntrica, bajo criterios de “amor” desde la perspectiva del ego que es en la posesión, y conforme el tiempo pasa, el sexo se convierte en una especie de premio que el género femenino le otorga al género masculino según que este haya cumplido con algunas expectativas. Entonces el hombre ya no es libre, sino que queda sujeto a un compromiso de posesión y si quiere sexo, intimidad, vulnerabilidad y conexión, será a los lineamientos de la fémina o no sera. 

El sexo es algo que se practica por placer, este placer sexual mundano, no llena a nadie, mientras se mantenga la infatuación que se confunde como “amor”, que más o menos en dos años de convivencia, empiezan a salir las agendas escondidas detrás de la infatuación, que se crea por la alta represión que existe en el mundo, y entonces ya no se soportan. 

El placer no es solo del sexo, sino de los 9 estados de conciencia humanos que contamos en este sector del Universo. El deseo de tener ese placer es el impulso que nos gobierna desde que nacemos, descubrimos que cuando nos tocamos ahí, el placer inunda nuestro cerebro y nos hace sensibles al placer el cual añoramos sentir el contacto físico entre los humanos, y nos encontramos en un criterio egocéntrico en el que el 20% de las mujeres copula con el 80% de los hombres que no califican en la cacería, y el 20% de los hombres cazadores copula con el 80% de las mujeres.  Observamos que es “desigual” y esta desigualdad es un aspecto más del ego que cree gobernarse a sí mismo, hasta que llega el día que aprender a ir a la fuente, entonces el ego se rinde al viviente y se convierte en tu valet personal y te trae eso que “exactamente” necesitas en el momento presente del tiempo para su evolución, conexión, union y vulnerabilidad en la vivencia del día con dia.

Sentir Placer mientras estamos conectados a las corrientes Ascendentes de la Creación en un cuerpo, es el objetivo final único, sin agendas aledañas, intensionar la mente a Samadhi y todo lo demás viene por añadidura. La mujer de la especie al abrirse a su iluminación, naturalmente se hace vulnerable ante todos los miembros de la comunidad en el segundo nivel de su iluminación que ocurre naturalmente cuando Asciende. 

La realidad egocéntrica es que no es así. Un hombre, naturalmente, solo puede tener una sesión sexual, concluirla y espera un tiempo para tener otra. No así la mujer. Ella puede tener una sesión tras otra, disfrutando cada sesión sin problema. El hombre debe cultivar Tantra aunado a la observancia de Brahmacharya (tensión sexual) que es activada desde Svadaya (estudio del Ser ciclando (ascendiendo) largas horas) estas son parte de las extremidades de Yoga para vivir la Unión. La retención de la eyaculación permite al hombre estar mas presente y activo, mientras que las mujeres pueden entrar en ciclos de orgasmos multiples para su plena satisfacción y esa de todos los presentes cuando ocurre el acto que no es en privado, sino en presencia de todos los participantes de Villa de Paz donde se pierde el “pudor” y la “vergüenza” – y nos fundimos en un halo de conexión y satisfacción global donde todos son aceptados y bienvenidos a la union de dos. 

En la cultura hegemónica del humano, el género femenino ha sido programado para establecer condiciones utilitarias, económicas, comerciales, de actividades, etc., antes de entregarse al sexo, esto crea una separación entre “su hombre” y todos los demás hombres.

Ella ha sido programada para no requerir sexo, desde la incepción es inducida a reprimirse y solo ofrecerlo como un favor que compensa condiciones que ella previamente puso al hombre. Es obvio que la biología de la especie humana no evolucionó para que esas fuesen las condiciones. La biología está condicionada por los conceptos mientras que el Tantra nos invita a la vivencia a traves de la sensibilidad de las emociones y la habilidad de estar en el tiempo presente, inmaculado, de inocencia y conexión. 

El hombre ha sido programado para poseer como un objeto seguro a la mujer con la que pueda tener sexo bajo criterios románticos en el que, si se le pesca una mentira, desarrolla en una cascada de caos porque la fémina se siente traicionada y esto le viene bien porque se nutren del caos que producen las emociones. Él debe asegurarse que la matriz de esa mujer solo puede tener y formar prole que él haya engendrado. 

Ella tiene que ser fiel a ese hombre en forma incondicional. A pesar de ello, estadísticas de varios estudios muestran que 24% de los hijos no son del supuesto padre, sino de otro. Ellas están siendo infieles, por la hipergamia y No está funcionando el modelo. Ellos siempre han practicado la infidelidad y hasta se ha dado por aceptada como algo natural en el hombre, y esto crea separación entre las personas, porque una y otra y otra vez, el género femenino es puesto en un pedestal o usado como un “objeto” por estas represiones de control, y auto destrucción.

Al parecer los arreglos culturales no son del todo naturales, sino todo lo contrario. De ser naturales, no existirían los divorcios, los hijos bastardos por engaño, las infidelidades, la prostitución u hombres hambrientos de sexo, a veces convertidos en monstruos indomables, capaces hasta de matar para satisfacer algo que en forma suave y fluida no pueden obtener naturalmente, debido a que no están en contacto con su intimidad personal con su fuente, por lo que los Mahavakyas los hace ser más sensibles a sí mismos, evitando asi reprimir sus emociones y se ponen en contacto con su aspecto femenino, y las mujeres al hacerse disponibles a todos los humanos adultos hombres sin hacer a ningún otro más especial, se crea la vivencia de fusión cósmica y ellas pueden expresar su sexualidad que es una fiesta orgiástica hacia la plena iluminación.  

Por otra parte, quizás en secreto, muchas humanas quisieran más libertad para elegir e invertir tiempo libre en su sexualidad, sin ser juzgadas. La sociedad, la cultura machista, ha convertido el tema en un verdadero problema, lleno de violencia que provoca suicidios. Mujeres hay que gustosas han tenido momentos de libertad sexual, porque lo desearon igual que los hombres. Les tomaron fotos y luego los hombres circularon esas fotos entre sus teléfonos celulares. Algunas no pudieron tolerar la afrenta y recurrieron al suicidio.

¿Hicieron “mal” en comportarse eróticamente? Hicieron uso de su biología, de su libertad y rompieron las reglas culturales, las cuales están obligadas a aceptar en silencio y con total resignación. Son las reglas culturales las que constantemente están violando en forma violenta y destructiva al humano. 

Pero es el humano mismo el que se creó esas reglas, mismas que lo están aplastando, matando. Ellas se convierten en monstruos falsos y mentirosos; ellos se convierten en violadores y agresivos psicológicos. Los géneros se enfrentan entre sí, en vez de darse placer y disfrutarlo sanamente, en la convivencia en las corrientes ascendentes de la creación, en vez de alinearse porque la sexualidad está condicionada a la santidad de unas creencias que provienen de tradiciones de control y auto destrucción, que se toman como “la norma” y entonces asi, los humanos nos estamos alienando unos de otros. 

La Villa de Paz es un concepto que busca regresar a lo que la biología humana evolucionó y que, por ahora, está inmerso, escondido, cubierto por gruesas capas de cultura reciente e histórica. Se le ha tratado de convencer al humano de que su cultura es “lo natural”, cuando es precisamente todo lo contrario. Lo Natural es viviendo eternamente en el ahora en Samadhi en fusión con todos los otros seres vivos.

Una Villa de Paz es un lugar en el que viven personas que han renunciado a las capas falsas de la cultura con respecto a su libertad. Entre estas personas han desaparecido los celos, las envidias, las hambres sexuales y las hipocresías biológicas. 

Villa de Paz es un espacio vegano (no vegetariano); allí optamos por una vida sana , sin tóxicos, libre de estupefacientes, tabaco o alcohol.

Apoyamos el amor libre, pues creemos que nadie pertenece a nadie y que el amor no tiene límites.  El término amor libre es una expresión utilizada​ para describir un movimiento social que rechaza el matrimonio, entendiendo este como una forma de esclavitud social.  

En Villa de Paz optamos por la desnudez, en todos sus ámbitos, porque nos gusta mostrarnos como seres transparentes, tal y como somos, sin máscaras, porque desde esa aceptación es desde donde seremos capaces de trascender. 

Villa de Paz es un espacio nudista, pero existe también el libre albedrío; la libertad de que cada uno se manifieste como lo desee de acuerdo con su evolución personal, pues es desde el amor y esa libertad que aprendemos a soltar.  La desnudez es nuestro estado natural, todos llegamos sin ropa a la vida.  La desnudez no siempre tiene una connotación sexual, también es un camino para soltar tantas máscaras que nos hemos puesto en una sociedad que nos ha castrado, que nos ha desconectado de nuestro propio cuerpo.

¿Te imaginas poder practicar algún deporte, tocar un instrumento o simplemente conversar con otras personas completamente desnudos sin sexualidad implicada?  Aunque en el caso de que surja, también es maravilloso fluir con esa energía vital, capaz de transmutar nuestro espíritu y hacernos llegar a estados elevados de conciencia, experimentando esta Alquimia Sexual.

 En Occidente no se conocen con profundidad los fundamentos de este antiguo arte, porque la sexología apenas se inició a mediados del siglo pasado, en medio de una cultura regida por el eurocentrismo (la idea de que el único concepto válido de civilización es el europeo), impregnada de culpa, vergüenza, conceptos de pecado asociados al placer, en una sociedad fundamentalmente sexofóbica. 

Sin embargo, en Asia, China en especial, existen tratados que hablan de alquimia sexual desde 2.800 a.C., según los expertos que tratan el tema de la sexualidad trascendental desde un paradigma sexofílico, es decir, personas que contemplan la sexualidad tan natural como cualquier otra función básica. Una práctica desde el Ser. 

Para los taoístas esta alquimia sexual consiste en transformar energía Chi (fuerza vital) en energía Shen (energía espiritual o conciencia superior) a través del fuego de nuestra energía sexual. Esta poderosa forma de alquimia nos permite recuperar la capacidad que tiene cada ser humano de pasar de la polaridad, la neurosis y cualquier estado o forma de separación a la unidad eterna de nuestro ser y así recuperar nuestra verdadera esencia, revitalizar nuestro cuerpo, recobrar nuestra juventud, fortalecer nuestra salud y vibrar en estado de gozo, amor, aceptación y apertura.

En definitiva,  Villa de Paz es un espacio de amor, liberación y ascensión.

Y así es como se da La Paz entre humanos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NO NECESITAS ALTERAR UN PELO DE TU CABEZA

Flujo del Despertar de la Sexualidad Cósmica Universal

LO MAS DIFICIL -- LAS RELACIONES HUMANAS - las hijas de Valladolid y el Aceite en Polvo.